Australia y China impulsarán acuerdos comerciales tras el abandono de EEUU del TPP

0
70

« Volver Compartir

Volver a noticia original Australia y China impulsarán acuerdos comerciales tras el abandono de EEUU del TPP

Desde Nueva Zelanda, el primer ministro, Bill English, dijo la víspera que confía en acordar un "plan B" del TPP.

  • Por Expansión

    Australia confía en salvar el Acuerdo Transpacífico (TPP) pese al abandono de Estados Unidos con el apoyo de Japón y la posible inclusión de China, que también busca una fórmula comercial alternativa.

    El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, ha señalado hoy que la decisión del nuevo presidente estadounidense, Donald Trump de retirar a su país del TPP es "una gran pérdida" para los socios restantes, aunque "es posible que la política estadounidense cambie con el tiempo, como ha hecho con otras políticas económicas".

    El mandatario australiano ha señalado anoche habló con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, cuyo país es el único que ha ratificado el TPP, y dijo que es posible salvar el acuerdo. "También existe la posibilidad de que el TPP proceda sin los Estados Unidos. He estado en diálogos activos con otros líderes".

    Turnbull también apunta la posibilidad de incorporar a China al acuerdo tras recordar el compromiso con la apertura de mercados y el libre comercio que el presidente chino, Xi Jinping, mostró en su reciente discurso en Davos. "Ciertamente, existe un potencial para que China se una al TPP", asegura. "Créanme, el proteccionismo no es la escalera para salir del hoyo del bajo crecimiento, es una pala para cavar más profundamente", ha añadido.

    Antes, el ministro de Comercio, Steve Ciobo, dijo a la radio ABC que Australia y otros países analizan la posibilidad de implementar "un TPP de 12-1, es decir, un Acuerdo Transpacífico menos Estados Unidos", o de incluir a otros países como Indonesia o China.

    "Indonesia ha expresado un posible interés y se podría ver la posibilidad de China, si somos capaces de reformularlo, de ser un TPP menos uno (…) y para países como Indonesia o China, en realidad otros países, que consideren unirse", dijo Ciobo.

    China quiere alternativas

    Hoy mismo el Gobierno de China ha anunciado que seguirá impulsando las alternativas de integración económica que Pekín ha apoyado en los pasados años como una alternativa al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

    "China ha estado abogando por arreglos en el comercio abiertos, transparentes y de beneficio mutuo, y creemos que las reglas del comercio deben pactarse mediante consultas como iguales", ha dicho hoy la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunying.

    Su país, ha añadido, "continúa comprometida con promover la integración económica en Asia-Pacífico, e impulsará las negociaciones para la Asociación Económica Regional Integral (RCEP) y el Acuerdo de Libre Comercio para Asia Pacífico (FTAAP)".

    "Estamos preparados para trabajar con todas las partes sobre la base de tener en cuenta las diferencias económicas y la diversidad en esta región. La economía mundial sigue débil, el comercio global todavía sufre vaivenes y los países deberían seguir trabajando juntos y perseguir un desarrollo abierto, inclusivo e interconectado", ha mencionado.

    Nuevos caminos

    El TPP que Trump ha rechazado -como prometió en campaña electoral- siempre fue visto como una iniciativa de EEUU para contrarrestar el poder económico y comercial de China, excluida hasta ahora en el acuerdo, mientras Pekín era más partidaria del RCEP y el FTAAP, que sí incluyen al gigante asiático.

    El RCEP agrupa a los países de la Asociación de Naciones del Asia Pacífico (Asean), Australia, Corea del Sur, India, Japón, Nueva Zelanda y China. Pekín, que ya tiene tratados de libre comercio con la Asean, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda, entre otras economías, espera que el RCEP desemboque en un área de comercio aún mayor, el llamado FTAAP, que Pekín impulsó especialmente cuando fue anfitrión de la Cumbre Asia-Pacífico, en 2014.

    Plan B

    Desde Nueva Zelanda, el primer ministro, Bill English, dijo la víspera que confía en acordar un "plan B" del TPP, y alertó de que el mensaje proteccionista de la nueva administración de Trump supone un riesgo para la economía neozelandesa.

    Nueva Zelanda aprobó el año pasado la legislación para que su gobierno ratifique el acuerdo negociado por EE.UU. Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Singapur, Vietnam, Malasia, Japón, México, Perú, Brunei y Chile.

    El ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, informó el lunes de que "tal como lo conocemos" el TPP queda cancelado tras la decisión de EEUU, y agregó que el proyecto que sería enviado al Congreso se retira también en Chile "ya que el pilar fundamental era la presencia de Estados Unidos".

    Para la entrada en vigor del TPP, aprobado el año pasado, es necesaria su ratificación por países que representen al menos el 85 de la economía del bloque, donde EEUU por sí solo supone el 60 por ciento del PIB combinado de los 12 estados firmantes.

  • Please enable JavaScript to view the comments powered by Disqus. comments powered by Disqus

Articulo Original

Dejar una respuesta