Cómo montar un PC gaming barato

0
13

A medida que pasan los años os vamos encontrando con nuevos títulos y continuaciones de famosas sagas que cada vez más ahondan en su apartado visual. Este ímpetu por hacer que un juego se parezca cada vez más a la realidad -estamos cada vez más cerca de que los juegos y la realidad puedan ‘confundirse’, gráficamente hablando- repercute en que necesitamos un hardware más potente.

Si bien es cierto que, en líneas generales, no necesitamos del procesador más potente ni la tarjeta gráfica con más GB de memoria para poder jugar a alguno de estos títulos, sí que necesitaremos un mínimo de potencia para poder disfrutar del gran empeño que han puesto los desarrolladores en hacer que estos juegos luzcan tan reales.

Juega en ULTRA sin vaciar tus bolsillos

Algunos componentes pueden ser muy caros. Pero no necesitamos vender un riñón para montar un PC que corra los juegos en ultra. Porque jugar con los gráficos al máximo no es sólo para los que tienen el hardware más potente de esta generación. Aquí vamos a ver algunas configuraciones para crear un equipo gamer y poder disfrutar de los juegos sin tener que desembolsar mucho dinero.

Procesador

Junto con la tarjeta gráfica, será quien se encargue de procesar la información de los juegos. Un punto clave del buen PC gamer. Una buena combinación de procesador y gráfica puede permitirte jugar a todos los juegos que quieras con una configuración de gráficos alta sin tener que sacrificar fluidez.

Montando un equipo barato tenemos pocas opciones para poder crear una buena configuración sin tener que rascar demasiado el bolsillo. Hay unos cuantos que destacan. El procesador más barato que podemos encontrar que nos permite jugar con muy buenos gráficos es el Pentium G4560. Se trata de un procesador que tiene un poco más de un año de antigüedad y su precio es una ridiculez.

Otra buena opción, con mejor rendimiento pero también un precio mayor es el Ryzen 3 en sus modelos básicos. Se trata de un procesador más reciente que cumple mejor, tanto en juegos como en multi-tarea, pero a un precio bastante más elevado que el G4560.

Pentium G4560 procesador barato y potente

RAM

Olvídate de cantidades desorbitadas de memoria RAM. Nada de 16 GB, mucho menos si lo que tienes en mente es jugar y no utilizar el equipo como centro de trabajo –especialmente con el precio al que está la RAM. No necesitaremos más que 8 GB de RAM para poder jugar a prácticamente cualquier juego. Es la cantidad de memoria recomendada para la mayoría de los juegos.

Ahora que sabemos la cantidad, ¿qué memoria compramos? Ese es un debate mucho más amplio. Las memorias DDR4 son bastante nuevas, y aún no se nota mucha diferencia entre ellas y las memorias DDR3. Lo mejor será adquirir unas a la mayor frecuencia que nos permite utilizar nuestra placa base.

Las memorias G.Skill Ripjaws son una gran opción. Otra alternativa son las Kingston HyperX Fury Black que funcionan a la misma frecuencia que las anteriores (1866 Hz) y se sitúan en el mismo rango de precio.

Placa base

En cuanto a placas base, si bien son importantes, no hay mucho de qué hablar. En un PC barato no pensamos en realizar overclock, por lo que podemos enfocarnos en placas más básicas.

Si tienes pensado utilizar un Pentium con el socket 1151, la Gigabyte GA-H110M-S2H es una muy buena opción. Cuenta con sólo 2 slots de memoria RAM y 1 slot de PCI-Express x16 (para la tarjeta gráfica).

En el caso de que tengas en mente un Ryzen 3 para tu configuración puedes echar un vistazo a la ASUS Prime A320M-K, también con 2 slots para memorias RAM y 1 PCI-Express x16.

Gráfica

Instalar tarjeta gráfica

Es cierto que estamos pasando, en plena época de la minería de cryptomonedas, por la crisis de las tarjetas gráficas. Los mineros acaparan la mayoría de las gráficas y estas suben sus precios, y suben, y suben hasta encontrarnos en puntos en los que una tarjeta puede costar el doble de su precio inicial.

Hay varias tarjetas gráficas que aún siguen valiendo la pena, tanto por precio como por rendimiento, y pueden ayudarnos a conseguir nuestro objetivo. AMD tiene modelos interesantes, y la RX 570 es una buena opción. Sin embargo sus precios no hacen más que subir. Sólo será viable si la encuentras a un precio interesante. De momento, la reina de las gráficas de gama ‘media’ es la GeForce GTX 1050Ti. Se trata de una gráfica potente, que nos permitirá jugar con muy buena calidad gráfica durante años.

Si no tienes pensado hacer overclocking es posible que te convenga optar por una de las versiones ‘mini’. Suelen ser menos ruidosas e incluso cuestan un poco menos de dinero.

Fuente de alimentación

Después de escoger nuestros componentes tendremos que calcular el consumo de energía del PC para poder escoger una fuente de alimentación que sea capaz de alimentar el ordenador. Tanto 500 como 650 W serán suficientes para poder suministrar energía a los componentes.

Tanto la Nox Urano SX 500W como la Tacens Mars MPII 650W pueden cumplir su función. ¡Cuidado! Hay que tener en cuenta que la fuente de Nox tiene un conector de 4 pines, mientras que la de Tacens tiene 4+4. En las opciones que mostramos aquí la tarjeta gráfica de ASUS (para el procesador Ryzen) requiere una conexión de 4 pines, por lo que ambas fuentes servirían, pero la alternativa de Gigabye (para el procesador de Intel) requiere de 4+4 pines para recibir la energía necesaria.

La entrada Cómo montar un PC gaming barato aparece primero en Noticias de Tecnología.

Articulo Original

Dejar una respuesta