Con este invento chileno puedes reutilizar las botellas plásticas y fomentar tu creatividad

0
18

13/08/2017 8:45:26
Se trata de CortaPET, donde los usuarios pueden convertir las botellas plásticas en cintas resistentes y flexibles para crear distintos objetos e impulsar ideas creativas.

Fue la selva valdiviana el escenario donde un grupo de amigos del sur de Chile se comprometió a transformar el planeta en un lugar mejor. Tras navegar en la web y explorar qué problema podían solucionar, los jóvenes se encontraron con algunos inventos caseros para reciclar plástico que finalmente los inspiró a crear un proyecto propio: el cortaPET, un objeto de madera nativa que, gracias su ingenioso diseño, convierte las botellas plásticas en cintas para atar, arreglar o impulsar nuevas creaciones.
“El cortaPET es un producto ecológico ya que está fabricado de forma artesanal y con madera de cordillera de la XIV Región”, explicó a Soychile.cl Quentin de Neyer, co- creador del objeto, y agregó: “Si bien nuestro emprendimiento es muy importante por su vocación educativa medioambiental, como siempre lo hemos dicho, nos gustaría que no haya más plástico y que la herramienta termine siendo una reliquia”.
Además del ingeniero en Matemáticas Aplicadas Quentin de Neyer (29), forman parte del proyecto la joyera y doctora en Neurociencia Pia Aravena (32), la ingeniera industrial Catterina Schiaffino (37) y el ingeniero eléctrico Benjamín Carriquiry (31).
Como explicaron sus impulsores, las creaciones que pueden surgir de las cintas PET son variadas y dependen de la imaginación de cada usuario. Por ejemplo, se han tejido bolsas para llevar frutas, se han utilizado las tiras para delinear huertas o como sustitución de amarras en columpios.
“El emprendimiento empezó solo con la fabricación de la herramienta, pero en el camino, nos fuimos dando cuenta que para la gente era importante que además le digamos qué se puede hacer con la cinta. Por eso, en esta segunda etapa, nuestro plan es trabajar en conjunto con la comunidad – municipalidades, colegios y organizaciones- para que entre todos pensemos nuevas aplicaciones”, expresó por su parte Pía Aravena.
Durante 2017, el equipo emprendedor planea trabajar con organizaciones que estén relacionadas al reciclaje y así realizar en conjunto actividades lúdicas y educativas con el cortaPET. Recientemente, han hecho un evento con la municipalidad de Paillaco en la región de Los Ríos orientada a personal de jardines infantiles. Además, para escalar su impacto, en el sitio web del proyecto, los emprendedores subirán información e ideas de qué hacer con el cortaPET, para que quien ya tenga la herramienta en su casa pueda realizar talleres en su comunidad de forma independiente.
El producto se vende en línea a través de la web del emprendimiento y en otros puntos de venta de Santiago como la librería Proyección, la tienda de consumo responsable Rumbo Verde o la plataforma digital Denda.cl. Su precio es de 12 mil pesos, aunque también está la opción de comprar un set completo por 13.800, el cual contiene una funda y una llave Allen para abrir el objeto en caso de que le queden algunos pedazos de plástico dentro y haya que desmontarlo.
“Nuestro sueño es que el cortaPET se vuelva un instrumento básico y que esté dentro de la caja de herramientas junto al martillo, el alicate y la tijera. Y que por la tanto, la recuperación y la reutilización de botellas en los hogares sea una práctica habitual y no algo extraño o extravagante como sí lo es hoy”, concluyó Aravena.
Articulo Original

Dejar una respuesta