“Creo que exportando nuestro conocimiento en educación podemos hacer del mundo un mejor lugar”

0
45

« Volver Compartir

Volver a noticia original “Creo que exportando nuestro conocimiento en educación podemos hacer del mundo un mejor lugar”

En Finlandia, conscientes del liderazgo que tienen en el área, apuestan por exportar su know how a otros países y América Latina es uno de sus objetivos.

  • Fue en 2014 que Nicolás Eyzaguirre, como ministro de Educación -y con la responsabilidad de liderar el proyecto más ambicioso de la segunda administración de Michelle Bachelet-, viajó a Finlandia a conocer su modelo educativo. En estos años no ha sido el único, un desfile de autoridades de diferentes latitudes del mundo se han interesado en conocer el modelo del país nórdico, razón por la cual Finlandia acaba de nombrar a Marianne Huusko-Lamponen como embajadora para la Exportación de la Educación de Finlandia, quien señala que su reto es “analizar la demanda internacional por el conocimiento finlandés en educación y tratar de calzar eso con lo que podemos ofrecer, más en términos comerciales”.

    – ¿Cuáles son las alternativas que están explorando?

    – Estamos buscando posibilidades de vender nuestro know how, exportarlo más en términos de servicios. Creo que podemos hacer del mundo un mejor lugar siendo capaces de exportar nuestro conocimiento en educación, y al mismo tiempo traer de vuelta algo para nuestras instituciones de educación.

    Al momento de definir qué es lo que se puede exportar, se ve que todavía lo están analizando y definiendo, aún cuando Huusko-Lamponen tiene muy claras las razones detrás del éxito del modelo finlandés.

    “Nosotros tratamos de entregar la misma educación a todos nuestros ciudadanos… Nos preocupamos de cada colegio, es un sistema muy equitativo. Sin importar la zona geográfica donde quede, el nivel socioeconómico de los padres, es la misma educación. Quizás esa es la razón principal de por qué nos va tan bien en los rankings”.

    – Además señala como segunda característica el rol que cumplen los profesores.

    – El ser profesor en Finlandia es una profesión muy respetada, por lo que los estudiantes realmente compiten para ingresar a las universidades y convertirse en profesores. Los profesores están bien pagados, todos tienen grados de master. Al mismo tiempo tienen mucha libertad en la sala de clases, también hay mucha libertad para el diseño local del currículo de enseñanza. Los profesores tienen la posibilidad de elegir cómo alcanzar los resultados, pueden elegir sus métodos de enseñanza, los materiales que usan en la sala. Eso, creemos, los lleva a ser muy responsables, y estar muy motivados.

    – ¿Y qué hay de las evaluaciones docentes y las mediciones de los alumnos?

    – No tenemos inspecciones a los colegios, ese es un sistema del que nos deshicimos y tampoco tenemos pruebas nacionales hasta el duodécimo grado escolar, así los profesores no están entrenando a sus alumnos para pruebas nacionales sino que tratando de enseñarles las materias.

    – ¿Y no hacen evaluaciones a los profesores?

    – No, ninguna

    – ¿Dónde estudian los profesores?

    – Tenemos ocho o nueve universidades donde se entrenan los profesores.

    – ¿Y las escuelas de educación deben ser acreditadas por el ministerio?

    – No tenemos ningún sistema de acreditación por parte del ministerio, pero estamos seguros que todas las universidades en Finlandia cumplen con las leyes y los estándares.

    – ¿Cuál es el sueldo promedio de un docente?

    – Los de escuela primaria ganan en promedio 3.100 euros, los de escuela secundaria 3.800 euros y los universitarios 4.200 euros, eso se ubica en los niveles de sueldo promedio de los profesionales.

    Modelo flexible

    A su vez, la experta destaca la flexibilidad del modelo, que entre otras cosas permite a los alumnos optar entre seguir un currículo que los lleve a la universidad y otro que les permite entrar de forma más directa al mercado laboral. “Hoy la mitad de los alumnos opta por el segundo camino”.

    – ¿Eso siempre ha sido así o ha ido cambiando en el tiempo?

    – No, ha habido muchos esfuerzos en mejorar y reformar el sistema haciéndolo relevante para la vida laboral, además se ha flexibilizado, con el objetivo de que los alumnos que toman esa vía, si es que sienten que quieren tomar el camino universitario, puedan hacerlo. Pero en esto fue muy importante convencer a los padres, para permitir que sus hijos optaran por ese camino, porque preferían que sus hijos fueran a la universidad. Darles esa flexibilidad permitió darle más popularidad a esa alternativa.

    – ¿Dónde más se ve esa flexibilidad?

    – Por el otro lado, los niños inician su vida escolar a los siete años, por lo que tienen mucho tiempo para poder ser niños. Los preescolares comienzan a los 6 años y antes de eso 2/3 de los niños van al jardín infantil, pero ahí no tienen ninguna agenda académica, es más para que aprendan lo básico y puedan sacar lo mejor de sí mismos, socialicen con otros.

    – ¿No obtienen calificaciones o evaluaciones en ese periodo?

    -No, ni tampoco durante los primeros años de colegio. Tratar de hacer que el aprender sea interesante para los niños y también entretenido, eso es lo que sentimos nos permite alcanzar buenos resultados, motivando a los niños. Ellos tienen horarios acotados de trabajo, las clases son con un número pequeño de estudiantes, cerca de 20 niños por profesor y muy pocas tareas para la casa durante los primeros años. Es un sistema bastante más liviano para los niños en comparación con otros países que también obtienen buenos resultados en PISA.

    – ¿Los padres eligen el colegio para sus hijos?

    – Los padres son libres de seleccionar el colegio, pero la decisión más común es elegir el que queda más cerca.

    – ¿Hicieron en algún momento una gran reforma o es la evolución natural que ha mostrado el modelo?

    – Diría que hemos hecho una serie de reformas, un currículo nacional cada aproximadamente 10 años. Las más importantes fueron probablemente las que se llevaron a cabo en los 60 y 70 cuando decidimos poner fin a los colegios especializados, haciendo que todos los niños entraran a un mismo sistema. En agosto fue la última reforma para la educación básica, y lo que intentamos hacer ahí fue poner aún más énfasis en ubicar al centro al estudiante.

    – ¿Cómo logran que todos los colegios alcancen el mismo nivel sin centralizar la administración?

    – Los municipios son los encargados de organizar el sistema de educación para la educación básica. El financiamiento viene de los impuestos y las contribuciones estatales.

    – ¿Cuánto gasta el país en el sistema educacional?

    – Un 6,1% del PIB se destinó a educación este año, mientras que todo el presupuesto del ministerio de educación y cultura es cerca del 13% del presupuesto nacional.

  • Please enable JavaScript to view the comments powered by Disqus. comments powered by Disqus

Articulo Original

Dejar una respuesta