Estudio reveló que 62% de las mujeres presas sufrió algún tipo de maltrato en la infancia

0
43

11/10/2017 20:00:00
Es el primer análisis de este tipo en la población penal femenina. Se detectaron dos perfiles de reas: las jóvenes condenadas a poco tiempo que se identifican con la vida delictual y mujeres adultas, que cometen delitos tardíamente.

El Programa de Estudios Sociales del Delito del Instituto de Sociología UC (ISUC), Fundación San Carlos de Maipo y Fundación Colunga, realizaron el primer estudio en la población penal femenina para definir el perfil de las reas en Chile. La investigación reveló que un 62% reportó algún tipo de maltrato en la infancia, como negligencia parental, agresión física o verbal, o abuso sexual. Y el 71% declaró haber sido víctima de algún tipo de agresión física, verbal o sexual de parte de sus parejas o convivientes. El análisis sigue a 225 mujeres que egresaron del Centro Penitenciario Femenino de Santiago. Fueron entrevistadas antes de su salida, luego de una semana de recuperar la libertad, a los dos y seis meses y después de un año. Tras el análisis de las mujeres privadas de libertad que alcanza el 10% de la población total en nuestro país, se observaron dos perfiles a modo general. El primero tiene que ver con reas jóvenes que deben cumplir sólo unos 61 días de condena, generalmente por hurto. Ellas tienden a consumir drogas y expresan un sentido de identidad más vinculado al delito. El segundo perfil responde a mujeres adultas condenadas por delitos de la ley de drogas, quienes dicen tener un menor involucramiento delictual y más tardío. Otras cifras relevantes arrojaron que 87.6% de las reas dijo haber recibido visitas y declaran haber tenido apoyo material y emocional en el proceso, especialmente de sus familias. Cabe destacar que el 89% son madres, con un promedio de casi tres hijos por mujer y con un 80% de ellas con un hijo menor de edad. Sólo un 25% declara que al menos uno de sus hijos vive con el padre biológico y un 45% que al menos uno de ellos vive con sus abuelos maternos. En relación al trabajo, 69,3% declaró haber trabajado de forma remunerada alguna vez y sólo un 15.6% de ellas declara haber estado trabajando antes de ser condenadas. El estudio también abordó el consumo de drogas y se reveló que se concentra en mujeres jóvenes. La marihuana, la cocaína y la pasta base tienden a tener menor prevalencia en mujeres con condenas de 541 días. La más consumida es la marihuana, seguida por la pasta base. Un 32% declara haber consumido cocaína y pasta base en el último año, un 11% presenta síntomas de abuso y un 29% problemas de dependencia.Articulo Original

Dejar una respuesta