Fangoterapia de rejuvenecimiento

0
1694

Autoaplicación de barro y arcilla con efectos antioxidantes.

Desde los pueblos primitivos hasta los exóticos Spa de todo el mundo, descubrieron en el barro un aliado contra el castigo de agentes externos. Hoy ya no se lo usa para mimetizarse del enemigo, pero sí para tonificar la piel de la cara, los glúteos y las piernas.

Había que cazar, había que hacer la guerra contra otras tribus, había que protegerse de los insectos… El hombre miró el cielo y sólo vió nubes. Luego miró la tierra y allí estaba. Con un puñado fue suficiente para convertirse en el inventor accidental de una ciencia que agradecerá la raza humana hasta el fin de los tiempos. La fangoterapia es tan antigua, que las primeras civilizaciones a orillas del Mar Muerto ya la implementaban.

Existen diferentes tipos de fangos. Están los volcánicos, los de laguna y los de mar. Todas las civilizaciones que vivieron cerca de estas fuentes, al principio utilizaban el fango para mimetizarse con su entorno. Pero, después, fueron viendo que calmaba los dolores musculares y que la piel mejoraba cuando estaba irritada. Se ponían barro y se curaban. Allí se dieron cuenta de que la tierra les estaba ofreciendo un regalo de vital importancia.

10 BENEFICIOS DEL FANGO

El fango es tensor, estira la piel y es desintoxicante. Tiene como acción en sí misma la tonificación, la reactivación de los procesos enzimáticos de la piel, de los tejidos subcutáneos (grasa y músculo). Veamos en qué casos se aplica.

1. Rejuvenece el rostro. El fango se aplica para revertir el envejecimiento cutáneo, porque en todas las células permanentemente ocurren procesos que tienen que ver con preservar la vitalidad, la elasticidad y el contenido de agua en la piel. Todos estos fenómenos que ocurren en las células dependen de las sustancias llamadas enzimas. Los minerales son tan importantes porque son cofactores enzimáticos. Es decir que, si no hay una buena carga de minerales en el líquido que baña a las células, entonces las enzimas no funcionan. Por eso es que, en procesos de envejecimiento de la piel, ésta va perdiendo la posibilidad de regenerarse, las células van perdiendo actividad, van perdiendo energía. En la medida en que haya una buena reposición de carga de minerales, entonces esas mismas células pueden tener una actividad enzimática mucho más intensa.

2. Reduce la celulitis y la flaccidez. El fango tonifica la musculatura por el aporte de magnesio, fundamental para la contracción de los músculos del cuerpo. Varios de los minerales que componen el fango son esenciales para obtener ATP, un compuesto de fósforo que nutre de energía a los músculos y a todas las células. Esto funciona en glúteos y en piernas. Y, si se combina con masajes tonificantes y algún tipo de ejercicio, mucho mejor.

3. Brinda firmeza al busto. Al ser un excelente tensor, el fango aplicado en el pecho produce un extraordinario efecto estético. Está comprobado que, luego de varias sesiones, la piel queda mucho más elástica y rejuvenecida. La fangoterapia en esta zona también brinda resultados efectivos en casos de estrías.

Un ejemplo del efecto que tiene el fango: algunos especialistas toman la distancia clavícula-pezón antes de aplicar el fango. Luego, se deja colocado, se retira, se vuelve a medir y, a veces, hay una diferencia de hasta un centímetro menos. El pezón sube un centímetro sólo en esa sesión, gracias al elevamiento de la piel.

4. Se aplica sobre cualquier tipo de cutis.

  • Piel seca: el fango es recomendado porque equilibra el PH de la piel, elimina las células muertas y brinda un efecto hidratante.
  • Piel grasa y con acné: también se usa en estos casos, porque ayuda a darle una limpieza profunda a la dermis. El fango tiene cobre y zinc, que son desinfectantes y desintoxicantes. Como resultado, es muy efectivo sobre páculas (granitos) y pústulas (granos con pus).
  • Piel con machas: el fango también es muy eficaz en el tratamiento de las manchas.

5. Potencia el resultado de otros tratamientos. Por ejemplo, durante un tratamiento contra el envejecimiento, cualquier persona se puede aplicar ella misma fango en su casa sin necesidad de ir a ningún instituto. Pero si, además, se pone productos contra el envejecimiento, el hecho de complementar esas sustancias con la aplicación de una máscara energizante de fango, va a hacer que los beneficios sean mayores. Según los especialistas, existen casos en donde la fangoterapia no sólo refuerza el efecto de otras sustancias específicas para un tratamiento determinado, sino que marca la diferencia entre el funcionamiento o no de esas sustancias.

6. Relaja y brinda placer. La aplicación de fangoterapia ofrece una sensación agradable y es relajante. Este efecto se potencia cuando el producto se aplica tibio. No hay que olvidarse que de los lugares donde se extrae, ese fango sale a una temperatura de entre 30 y 40 grados. El uso de fango es simple, placentero y esencial.

7. Reduce los problemas irritativos y escamosos, como por ejemplo en la soriasis. El fango en soriasis da resultados maravillosos.

8. Trata los problemas articulares. En los estados inflamatorios de las articulaciones, el fango, sobre todo el volcánico, es muy bueno para reabsorber el líquido de edema. La articulación duele, generalmente, cuando se edematiza. Es el caso de la artritis, por ejemplo.

9. Controla los problemas musculares. El fango repone magnesio y fósforo, dos sustancias muy importantes para los músculos. Entonces, al reponer los niveles adecuados de energía, el músculo puede drenar el ácido láctico, recargar magnesio y entonces bajar el dolor muscular.

10. Mantiene el balance de minerales. A través de la ingesta de líquidos, nosotros recibimos minerales, pero también los perdemos a través de la transpiración. Mantener un balance en el organismo es difícil. Eso se ve en la gente que no toma suficiente cantidad de líquido. Entonces, el hecho de reponer minerales directamente a través de la piel, es lo que hace que el fango sea tan beneficioso.

En conclusión, desde aquellos primeros intentos por mimetizarse con su entorno para protegerse de las agresiones externas, hasta hoy, las cosas no han cambiado significativamente. La tierra nunca se mostró reacia a ofrecer sus beneficios. Sin duda, este acercamiento de cuerpos y barros, como bien suelen decir quienes lo han experimentado en piel propia, nos tonificará en infinitos aspectos.

3 PASOS PARA UN ROSTRO PERFECTO

Usted misma se lo puede aplicar. Estas son las indicaciones:

  1. Hidratar el fango con agua mineral u otra sustancia específica según el tratamiento. Para esto se utiliza un recipiente pequeño y un pincel de tamaño mediano.
  2. Calentar levemente el fango para activar y potenciar el efecto de sus minerales. Además, usarlo tibio potenciará el efecto relajante y placentero sobre el rostro.
  3. Con un pincel, aplicar el fango en el rostro hasta cubrirlo completamente. Dejar la máscara durante veinte minutos, en los cuales es conveniente hidratar el fango con agua mineral mediante un rociador manual. Luego se deja unos minutos sin humedecer, hasta que la superficie fangosa comienza a secarse. Retirar la sustancia con un paño y, luego, enjuagar con agua tibia.

LO QUE LA GENTE SE PREGUNTA

¿Cómo se aplica ?

Hay muchas formas. Dependiendo de la zona a tratar, el fango se puede aplicar a través de compresas, con masajes, en mascarillas o en baños, entre otras variantes.

¿Cuál es la frecuencia?

La fangoterapia se aplica dos veces por semana, y cada sesión suele durar aproximadamente una hora y media.

¿Posee alguna contraindicación?

Lo único que se puede mencionar como contraindicación es que no debe aplicarse fango en lesiones abiertas, porque puede dejar pequeñas partículas que van a actuar como cuerpos extraños y desencadenar una reacción peligrosa.

¿Hay personas alérgicas al fango?

No se registraron casos de alergias al fango, pero sí, durante la aplicación hay indicios de rubefacción (enrojecimiento de la zona), producto de la actividad de los minerales. Este efecto cutáneo desaparece a las pocas horas de la sesión terapéutica.

¿Puede dejar manchas?

Esa es una falsa creencia. Si el fango mancha la piel, no es fango. En el mercado se pueden encontrar productos, generalmente denominados cremas de fango, que pueden manchar. Pero el verdadero fango no deja ningún residuo por una simple cuestión: el fango es tierra, y simplemente se enjuaga con agua.

¿Seca la piel?

Es otro de los mitos frecuentes. Los especialistas aseguran que no la seca, en tanto no sea un fango que contenga una gran cantidad de azufre, como ocurre con muchos de los volcánicos, en los que se detecta un significativo olor putrefacto, muy fuerte. No quiere decir que la sustancia esté pasada o fea, son los componentes azufrados que posee los que le otorgan ese desagradable aroma. El olor es uno de los motivos de mayor resistencia a la fangoterapia, pero, por suerte, existen fangos débilmente azufrados, para que no tengan olor fuerte.

Fango vs arcilla

Mucha gente también suele preguntarse sobre la diferencia que existe entre el fango y la arcilla. La aclaramos:

  • Arcillas: tienen mucho de una sola cosa. Hay arcillas rojizas, ricas en hierro. También hay arcillas verdes y de muchos tonos más, en función del mineral en el que sean más ricas. Entonces, la arcilla tiene normalmente una aplicación más terapéutica que estética y para cada enfermedad hay una arcilla especial.
  • Fango: está formado por distintas sustancias y su aplicación es más general. Aporta muchos beneficios estéticos.

Arcilla y fango son compatibles, pero en la realidad no se utilizan al mismo tiempo. Los especialistas aseguran que hacerlo no tiene sentido.

¿CUANTAS CLASES DE FANGOS HAY?

Según su composición y el lugar de dónde son extraídos, existen tres grandes tipos de fangos:

-De Mar

También llamados fangos del Mar Muerto, porque a orillas de ese mar, en Israel, hay un centro de fangoterapia, además de clínicas y lugares donde la gente va y se pasa barro por todo el cuerpo. Poseen, entre otros oligoelementos, cobre y manganeso, pero no tienen ni cobalto ni fluor. Los oligoelementos son minerales, y se llaman así, precisamente porque el organismo los requiere en una mínima proporción. Oligo quiere decir poco, así que es indispensable que estén presentes, pero en cantidades ínfimas. Los oligoelementos son el iodo, el cobre, el zinc, el cobalto, el manganeso y el fluor.

-De Laguna

Como su nombre lo indica, son barros que provienen de extensas zonas de lagunas. No hay una laguna específica, aunque -obviamente- es indispensable que las tierras reúnan las características requeridas.

-Volcánicos

Hay tres regiones en el mundo que tienen buena calidad de fango volcánico: una es la de Argentina, que está en Mendoza y Neuquén (los fangos argentinos se exportan, sobre todo a Estados Unidos. En Europa, la gente aprovecha el acceso a los fangos italianos). Otra región está en Japón y la tercera, en el sur de Italia.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

La entrada Fangoterapia de rejuvenecimiento aparece primero en Revista Buena Salud.

Articulo Original

Dejar una respuesta