Ford estrena su “Fábrica meteorológica” donde se probarán los próximos coches de la marca

0
37

Las nuevas instalaciones de Ford para la realización de las pruebas a sus vehículos simularán una amplia variedad de exigentes condiciones meteorológicas, desde frío ártico a calor desértico o humedad de selva tropical.

Las pruebas que todo fabricante debe realizar a sus vehículos tienen un objetivo, entregarte el mejor producto posible, por lo que cuanto más rigurosas sean dichos test, mejor vehículo recibirás. El objetivo de Ford es claro: si tienen la mejor pista de pruebas de corte meteorológico, tu coche estará mejor hecho para protegerte de fuertes vientos, de lluvia intensa, etcétera.

En el nuevo Centro de Pruebas Medioambientales de Ford se podrán simular altitudes superiores al Mont Blanc, el pico alpino más alto en Europa, velocidades de hasta 250 km/h tanto para el coche como el viento, nieve, luz solar deslumbrante y lluvia, entre muchas otras situaciones que un conductor no quiere vivir. El centro, el primero en simular altitudes de 5.200 metros, también permitirá recrear temperaturas que van desde los -40º, media en invierno en Siberia oriental, hasta +55º, tan solo 1.7 grados Celsius por debajo de la temperatura del aire más alta jamás registrada globalmente, así como una humedad del 95 por ciento, cualquier día del año.

Un vehículo Ford tiene que superar, de media, hasta 5,5 millones de kilómetros de pruebas de durabilidad en entorno real.

Las instalaciones, del tamaño de un campo de fútbol, cubrirán un área de 5.500 metros cuadrados e incluirán dos túneles de viento climáticos, un laboratorio a gran altitud y cuatro cámaras de pruebas de temperatura controlada, tres de las cuales también facilitarán pruebas de humedad. También facilitarán las pruebas de la gama ampliada de coches de altas prestaciones y deportivos, que incluye el Focus RS, el Focus ST y el Ford Mustang, en condiciones de mayor velocidad del viento. También se utilizarán las instalaciones para probar vehículos con tracción delantera, tracción trasera y tracción total.

Una carta de presentación que permitirá a los ingenieros trabajar en hasta nueve diferentes modelos de manera simultánea, poniendo a prueba la comodidad, la seguridad y las capacidades operativas como el rendimiento eléctrico, los frenos, el aire acondicionado o el transporte de cargas pesadas.

Articulo Original

Dejar una respuesta