Las preguntas sin respuesta y las conjeturas más extrañas sobre arquitectura en Google

0
87

La utilidad (y a veces también, la involuntaria ridiculez) de la función autocompletar que tiene el buscador Google no es nada nuevo. Los artículos dedicados a exponer la curiosidad de la humanidad y las campañas publicitarias que han denunciado el sesgo de los usuarios, han llenado internet desde que la función “búsquedas con autocompletar” fue lanzada en 2008. Mientras vas escribiendo acerca de un tema en la barra de búsqueda, Google comienza a desplegar una serie de predicciones que la propia compañía describe como "relacionadas con los términos que escribes y con las búsquedas que realizan otras personas".

La explicación continúa:

Cómo se hacen las predicciones
Un algoritmo genera las predicciones de búsqueda sin intervención humana. El algoritmo se caracteriza por lo siguiente:

• Se basa en factores objetivos, incluyendo la frecuencia con la que otros usuarios han buscado una palabra.
• Se ha diseñado para reflejar la variedad de la información disponible en la Web. Debido a esta diversidad, los términos de búsqueda que aparecen pueden parecer extraños o sorprendentes.

En 2013, Memac Ogilvy & Mather Dubai lanzaron una campaña publicitaria para ONU Mujeres que utilizó sugerencias de búsquedas reales que revelaron conjeturas asombrosas de los usuarios de internet sobre el género. Pocos meses después, Slate publicó una artículo que exponía cómo las sugerencias de búsqueda para los científicos eran, por decir lo menos, poco halagadoras.

Entonces nos preguntamos, ¿qué nos puede decir este gran algoritmo acerca de la arquitectura? O aún más intrigante… acerca de la percepción universal que se tiene de la arquitectura y los arquitectos. No es sorprendente que el algoritmo sugiera que la gente quiera saber por qué los arquitectos visten de negro, cómo pronunciar Bjarke Ingels y por qué es "difícil" ser arquitecto. Pero a medida que indagamos más en las sugerencias de Google, nos exponemos a consultas cada vez menos obvias. El público quiere saber si los edificios tienen piso 13 (?!?!) o si los arquitectos pueden tener tatuajes, piercings o familia (sí, sí y sí). A otros, más cercanos al mundo de la farándula, les intriga saber si Zaha Hadid tenía relación familiar con la modelo Gigi Hadid (No).

Es posible que te estés preguntando, "Ok, y…? Esto es completamente irrelevante para mí, un lector informado que gracias a ArchDaily sabe la respuesta a todas estas preguntas!" Seguro, lo entendemos. Pero considera esto como una guía práctica si conoces a alguien que está empezando la escuela de arquitectura, o si tienes que conversar de un tema con tu tía Olga en la reunión familiar del domingo. Cuéntales qué es lo que hacemos los arquitectos y qué es la arquitectura. Explícales tu postura sobre si la arquitectura es o no arte. Diles que no pueden encargarle a Frank Lloyd Wright el diseño de su próxima casa de verano, pero que Frank Gehry todavía está disponible en el negocio de la arquitectura. Y por favor… aclárales que no todos los arquitectos son arrogantes y que algunos de ellos sí que saben jugar futbol.

Articulo Original

Dejar una respuesta