Señor Redactor 12/03/2018

Lea otras columnas en Granvalparaiso

Por Alejandro Lavquén
http://alavquen.blogspot.cl/

Envuelta en una gran polémica se llevó a cabo la XXXIII Feria Internacional del Libro de La Serena debido a las acusaciones de discriminación y violencia de género realizada por la inmensa mayoría de las escritoras de la región en contra de la Filial Gabriela Mistral SECh-Coquimbo. Vale destacar que este año la feria llevaba por eslogan: “Literatura es mujer. Ni una palabra menos”. En una carta pública, a la que se sumaron escritoras y escritores de todo el país, denunciaron “machismo, discriminación y violencia de género” por parte de la directiva de la filial de la Sociedad de Escritores de Chile (SECh), encabezada por Edmanuel Ferreira Mondaca (Presidente) y Luis Aguilera González, este último es además concejal por el Partido Comunista y ha sido presidente de la filial y director nacional de SECh. Sobre el tema conversamos con la poeta Marcela Reyes Harris, directora de Editorial Albricias.

En la carta denuncian discriminación en relación a la participación de mujeres escritoras en instancias literarias como el Carnaval del Libro de Coquimbo y las ferias del libro de Ovalle y La Serena, así como el manejo reservado de las invitaciones a eventos internacionales, por ejemplo, las ferias del libro de La Habana, El Salvador, Buenos Aires. ¿Aprovechan los directivos de la filial sus cargos en beneficio propio?

Por supuesto, si observamos quienes han reiteradamente figurado, en la mayoría de los eventos literarios fuera y dentro de Chile, asociados a la gestión SECh, es innegable que sí ha habido un abuso. Es más, durante años el Sr. Luis Aguilera ha pedido subvenciones a la Municipalidad para costear los pasajes a Cuba en representación de la SECh para participar en la Feria del Libro de La Habana, y nunca se ha pedido apoyo para que otros escritores puedan asistir. Es cosa de entrar a transparencia municipal, escribir Sociedad de Escritores de Chile y aparecerán todos los aportes para que año tras año él pueda viajar.

El caso de Luis Aguilera al parecer es sintomático, lleva años en la filial ya sea como presidente o director, y su bitácora de viajes en representación de ésta es extensa ¿A qué se debe esta situación?

Esa pregunta no la debo responder yo, es Luis Aguilera quien debe dar esa y otras respuestas, él es el llamado a explicar la razón de esta situación, supongo que debe tener un argumento de peso para justificarla.

Hace algún tiempo el ex presidente de la filial, Arturo Volantines, confesó que las elecciones de la directiva siempre eran arregladas ¿Qué proponen ustedes para acabar con estas prácticas?

Arregladas o no es difícil de contestar, yo diría que los procesos no han sido transparentes. Por ejemplo, no hay asambleas para los socios, no hay un Tricel que vele por la transparencia del proceso, los candidatos no se dan a conocer, no se invita a participar, todo es entre ellos y no se informa como es debido, entonces si no hay garantías democráticas mínimas, se genera legítimamente la duda. En los patrones hay varios inscritos que no son escritores, a lo mejor son socios honoríficos, pero ¿cuándo la asamblea aprobó eso? No existe registro de nada.

Nuestra propuesta es un llamado a transparentar todos los procesos de la SECh, que los escritores y las escritoras participen y se convoque a asambleas, hay que ajustarse a los estatutos, realizar reuniones periódicas, informativas y resolutivas. Se han ganado proyectos para financiar los encuentros del mundo de la cultura, debe haber una comisión revisora de cuentas, hacer públicas las gestiones y rendiciones, la misma SECh nacional ha aportado con dinero, ¿en qué se ha usado, dónde están los comprobantes de los gastos? No estamos hablando de aportes de socios, sino de fondos municipales, regionales, fondos de aporte reservado del Estado, tenemos derecho a saber en qué se ha usado ese dinero, esa negativa a trasparentar los gastos es lo que genera desconfianza. Queremos que en las próximas elecciones de la SECh se garantice el proceso, exigimos asambleas para los socios y socias y que se dé cuenta de los dineros recibidos por la institución, que las invitaciones a festivales o encuentros se den a conocer y que no sea siempre el presidente quien se beneficie de estas invitaciones.

¿Han obtenido respuesta a sus demandas por parte de la filial? ¿Qué rol juega en esto la SECh nacional?

Silencio absoluto, no hemos recibido respuesta formal, nos comentan que están de vacaciones y personalizan nuestra denuncia porque sugieren que solo yo soy la que “esta armando líos”, con esto una vez más invisibilizan a mis compañeros y compañeras que firmamos la carta, y que estamos cansados del abuso. Entre los firmantes se cuentan Elba Elena Jiménez, parte de la directiva Sech Coquimbo, que ha enviado varios correos solicitando reuniones y respuestas a la violencia de género, Oscar Elgueta, Nury Larco, Bartolome Ponce, Javier del Cerro, Ana Leyton. DE la SECh central la única que nos poya y ha estado preocupada todo el tiempo y ha exigido una respuesta es la poeta Carmen Berenguer. He venido denunciando no solo ahora, durante el año también solicité a la dirección nacional una respuesta por las malas prácticas de la directiva de la filial Coquimbo, tímidamente sugirieron hacer otra filial en Coquimbo. Pero eesa respuesta me parece inaceptable, porqué hacer otra filial si tenemos una, es muy grave porque finalmente “normalizamos” las malas prácticas, el abuso de poder, el machismo y la invisibilización de los socios y las socias. Es como decir “que sigan las malas prácticas, déjenlos que sigan abusando y hagan una nueva filial ustedes. La SECh nacional tiene que hacerse cargo y ser responsable como corresponde, nos deben una respuesta, es urgente. No quiero pensar que son parte de los abusos y malas prácticas.

Si bien han recibido un fuerte apoyo en sus demandas hay escritores que dicen que es exagerado hablar de “violencia de género”. ¿Qué opinión le merece esto?

¿Exagerado? Sin duda, si ven esto sin un análisis profundo del tema. La invisibilización y la exclusión de los espacios de todas y todos es violencia de género, contamos entre las escritoras que se suman a esta demanda con la abogada María José Rivera, experta en violencia de género cuya experiencia y conocimiento en este tema avala justamente la denuncia, usar el término “violencia de género” no es antojadizo, hay tratados internacionales que así lo mencionan, convenios internacionales. Por ejemplo, la Convención de Belén que trata de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, en el Artículo nº 6 de la misma convención, Letra A, se indica expresamente el Derecho de la mujer a ser libre de todas las formas de discriminación. No somos nosotras quienes lo inventamos o decimos, está establecido.

Otros hablan, abierta o solapadamente, de una supuesta “superioridad literaria” de los varones escritores ¿Cómo responden ustedes esta afirmación?

Esta discusión no se centra en mostrar premios o medallas, ese no es el punto, pero habría que investigar solo un poco a las escritoras y poetas que hemos levantado esta demanda y sin duda se sorprenderían del verdadero aporte literario que han realizado, y no solo en nuestro país. Si la Mistral hubiese sido parte de la SECh, Coquimbo sin duda la dejan abajo del avión, ahí los veo guatita al sol comiendo tacos y bebiendo tequila y de reforma a la educación rural mexicana, nada. La SECh nace como una agrupación gremial y tenemos el deber a salvaguardar esta institución que debe ser democrática y trasparente.

¿Cuáles son los pasos futuros que darán para acabar con la discriminación de que son objetos las mujeres escritoras? ¿Han sabido de hechos similares en otras filiales?

Estamos realizando una serie de tertulias literarias, invitando a mostrar sus trabajos a escritores, escritoras y poetas, queremos visualizar el trabajo de los que han sido excluidos por años, tenemos en mente una antología y participar en algunos encuentros, todo esto a través de autogestión. En cuanto a la demanda seguimos esperando una respuesta de parte de la SECh Coquimbo y SECh Nacional.

Hemos recibido muchos correos y llamados denunciando lo mismo en distintas partes del país, no solo mujeres también, escritores que son excluidos y no han tenido la fuerza de reclamar o se han cansado de hacerlo porque el poder y protección entre las directivas es tremendo, habían perdido las esperanzas pero se han ido sumando a nuestra causa y eso nos tiene muy contentas. Seguiremos insistiendo y denunciando porque tenemos derecho a exigir respuestas y exigir que se transparente la información, algunos escritores dicen “siempre ha sido así, la SECh toda la vida a tenido malas prácticas, me canse de denunciar, etc.”. Nosotras decimos no más, no vamos a permitir más abusos y desigualdad de parte de la SECh y estaremos atentas a lo que vaya pasando en nuestra filial. Todas nuestras denuncias tienen respaldo, tenemos claros nuestros derechos, incluso apelaremos a la Contraloría General de la República si es necesario, si es que estos “señores” no quieren dar respuestas.

The post MACHISMO Y VIOLENCIA DENUNCIAN ESCRITORAS DE LA IV REGIÓN Entrevista a Marcela Reyes Harris appeared first on GRANVALPARAISO.

Articulo Original

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *