Mentiras y estafas en webs de búsqueda de departamentos en México

0
20

Anuncios falsos o desactualizados, fraudes, estafas y robo de identidad son algunos de los peligros que ostenta la odisea de buscar a través de plataformas online el sitio ideal para vivir.

Buscar en línea sitios para rentar, ya sea casa o departamento, es la opción más común a la que recurre casi cualquier persona. No obstante, pese a las muchas facilidades que ofrece el internet hoy en día, este tipo de búsqueda está aún muy lejos de ser la opción más rápida, fácil y confiable. Anuncios falsos, estafas y fraudes como el robo de identidad son los peligros más comunes que ostenta la odisea de buscar a través de plataformas online el sitio ideal para vivir.

Desde inmuebles a precios jugosamente atractivos hasta propietarios que supuestamente viven en el extranjero y solicitan un depósito para acceder a ver el inmueble son algunas de las estafas que se han vuelto más frecuentes en los últimos dos años. Estos fraudes se centran en jugar con el dinero y las emociones de la gente, fingiendo situaciones que efectivamente son demasiado buenas para ser verdad.

Si es demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que sea una estafa

"Uno cree que está encontrando la olla de oro y hay que tener en cuenta que muchas veces uno está buscando con algo de rapidez, de desesperación. Cuando ves algo así, quieres confiar, muy en el fondo quieres que sea real", dijo en entrevista a Hipertextual Javier Valencia, consultor en seguridad informática.

Valencia vivió en carne propia un intento de fraude al buscar en línea sitios para rentar en Guadalajara y encontró un anuncio de un departamento en una zona exclusiva, a un precio increíble y que se veía de lujo en las fotos. El presunto dueño del piso le decía que no se encontraba en México y le pedía que le hiciera un depósito a través de Western Union para poder liberarle las llaves del inmueble, lo que le causó mucha desconfianza. "El estafador a veces con tal de que salga rápido te dice 'tú deposítame todo y luego vemos, luego vemos cómo le hacemos, tú sácame la lana', y ya después se desaparecen", añadió.

Otra alerta roja es que la persona nunca pueda cerrar una transacción cara a cara

Un tipo de estafa similar fue detectado en el portal de Metros Cúbicos. En el post de su blog 7 tips para comprar o rentar casa en internet sin riesgos, la usuaria Gaby Ruiz comentó el pasado marzo que ella y su esposo habían encontrado en esta plataforma un inmueble cuya renta era muy económica. El presunto dueño les pidió 300 pesos para apartar el departamento, pero ellos se negaron hasta no verlo. La persona los citó a las 5:00 de la tarde, en la dirección de Dr. José María Barragán 127, Col. Doctores, Ciudad de México, pero nunca llegó y jamás les contestó las llamadas en el móvil.

Preguntamos al vigilante del edificio y nos dijo que esa persona no vivía ahí y que ya habían ido más de diez personas preguntando por el Sr Edmundo García y que de hecho sí hay un departamento desocupado, pero que no saben si lo van a rentar. Es cierto, así de fácil estafan a la gente.

Para identificar un anuncio fraudulento, el ingeniero en tecnologías computacionales recomienda sacar una correlación buscando en varios sitios cuál es la media del precio. Así podrás detectar si el precio está exageradamente bajo del promedio, si la cantidad de metros cuadrados no corresponde a la cantidad de precio mensual o si hay muy pocas restricciones, pues normalmente se pide que otra persona sea tu aval, así como muchos documentos.

Hay que ponerse en plan detective. Si es un solo estafador, lo más probable es que puedas identificar la falta de calidad en su logo o sitio. "Ya que te metes a la web, o no existe o el diseño parece que lo hicieron rápido", señala Valencia. En el caso de las estafas más elaboradas, que incluso cuentan con un logotipo, correo electrónico oficial de la supuesta empresa y hasta un sitio web muy bien montado, agrega el especialista en ciberseguridad: "si uno se mete a escarbar más, y entras al área de contacto y encuentras el número, podrías llamar y ver si te contestan". Sin embargo, no hay como acudir en persona a la dirección de la presunta agencia intermediaria para verificar su existencia.

Si el .001 cae, ya es rentable el negocio para los estafadores.

Otro problema es el robo de identidad, por lo cual hay que tener extremo cuidado antes de enviar ningún tipo de documento. Cuando el presunto propietario de un inmueble te pide que le envíes papeles, como puede ser una identificación oficial con tu foto, puede utilizarlo para suplantarte en otro país o cometer crímenes en tu nombre, advierte Valencia.

Finalmente, otro situación es la falta de curación en los sitios de búsqueda de pisos para rentar. En 2015, Grupo Expansión vendió el sitio de clasificados inmobiliarios en México Metros Cúbicos al portal de comercio electrónico MercadoLibre. Aunque la compañía había asegurado que "mantendría su operación de manera habitual", al poco tiempo, al llamar a diversos anuncios en su plataforma, a menudo resultaba que el inmueble anunciado llevaba meses rentado y pese a que los dueños habían indicado al sitio que ya no estaba disponible, continuaba publicado, causando confusión y molestia en los usuarios.

De acuerdo con una encuesta realizada por MarkMonitor entre agosto y septiembre de 2016, uno de dos consumidores europeos (45%) fueron víctimas de un cibercrimen, de los cuales un 65% decidió no reportarlo a las autoridades, y uno de cada seis consumidores a nivel global incluso perdieron dinero por fraudes en línea, de ellos un 20% perdió más de 1.298 dólares. En México, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), informó que en 2016 los reclamos por fraudes cibernéticos aumentaron un 123% al presentarse un millón 766 mil quejas.

Así que en pleno siglo XXI, y pese a las muchas facilidades y bondades que ofrece el internet, la búsqueda de piso sigo siendo una de las actividades que aún es más seguro realizar a través de un broker o acudiendo en persona a buscar letreros de "Se renta" en la calle, o bien, incluso preguntando a los mismos vecinos de la zona en la que te interesa rentar un inmueble. Simplemente es una de esas situaciones en las que te puede salir más caro el caldo, que la gallina. Más vale no perder la bonita costumbre de acudir a una agencia o a un agente inmobiliario confiable.

Articulo Original

Dejar una respuesta