Señor Redactor 13/03/2018

Ha pasado un mes desde que revelamos que las autoridades de china comenzaron a utilizar un nuevo prototipo de lentes inteligentes, equipados con tecnología de reconocimiento facial; y al parecer todas las pruebas han sido bastante positivas.

Estas gafas, desarrolladas por la compañía LLVision Technology, mostraron ser muy eficientes para reconocer el rostro de las personas que circundaban por lugares públicos como aeropuertos o estaciones de tren, para detectar al momento a fugitivos, o ciudadanos con antecedentes criminales.

Tanto que, según reporta la agencia noticiosa Reuters, la policía china ha comenzado a probar este gadget en las afueras de Beijing, para una situación particular, que igual podría iniciar otro debate sobre la ética en el uso de este tipo de accesorios.

Resulta que en días pasados las gafas fueron utilizadas como una medida de seguridad adicional, mientras el Parlamento votaba para extender la presidencia de Xi Jinping hasta que se muera, literalmente.

La policía china utilizó los lentes con reconocimiento facial para tener un control más estricto sobre los peatones, los viajeros y hasta las matrículas de automóviles en las cercanías.

Siendo cotejados todos los datos contra la información contenida en la lista negra del gobierno, compuesta por personas non-gratas para el gobierno actual, como criminales, periodistas, disidentes políticos y activistas de derechos humanos, entre otros.

En este caso el dispositivo se utilizó como una medida de censura y vigilancia, para asegurar que se consumara el “acto democrático” en el Parlamento.

Y este simple antecedente basta para alertar sobre los posibles alcances de esta tecnología.

Articulo Original

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *