¿Qué hará Trump con el Medio Ambiente, Janet Yellen, Wall Street y la regulación financiera?

0
64

« Volver Compartir

Volver a noticia original ¿Qué hará Trump con el Medio Ambiente, Janet Yellen, Wall Street y la regulación financiera?

Se mantiene la incertidumbre sobre qué hará el empresario cuando asuma la presidencia de EEUU?

  • Por Lauren Fedor, Financial Times

    Donald Trump repitió en numerosas ocasiones durante su campaña que reformaría o revocaría, desde el "primer día", algunas de las políticas distintivas del presidente Barack Obama, incluidas sus reformas sanitarias y financieras.

    También ha dicho que quiere cambiar a las personas al frente de la Reserva Federal y de la judicatura, que son independientes del Gobierno estadounidense.

    Pero el sistema estadounidense es famoso por sus controles y equilibrios, que dificultan que alguien en el Gobierno, aunque sea el presidente, actúe de forma unilateral. Así, ¿con qué rapidez pueden cambiar las cosas antes de que Trump asuma el cargo el 20 de enero?

    ¿Puede Trump revocar Obamacare?

    Trump ha prometido revocar la Ley de Asistencia Asequible, u "Obamacare" en sus primeros 100 días de mandato. La ley, aprobada en 2010, ha extendido el seguro sanitario a 20 millones de estadounidenses, pero ha recibido críticas por sus crecientes costos. Las cifras del Gobierno publicadas en octubre mostraban que las primas de seguros del programa aumentarán una media del 25% el año que viene.

    Para reemplazar o revocar Obamacare, Trump necesita que el Congreso apruebe una nueva ley, lo cual es posible.

    Los republicanos controlan tanto la Cámara de Representantes como el Senado, y sus líderes comparten el rechazo hacia la ley. El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, lo ha calificado como la peor legislación aprobada durante la presidencia de Obama. Pero el proceso podría estancarse si el Congreso y Trump no llegan a un acuerdo sobre cómo reemplazarlo.

    Si lo desease, Trump podría dar otros pasos para restringir el programa unilateralmente. Por ejemplo, podría dejar de aplicar ciertas cláusulas de Obamacare, como el mandato que exige que la mayoría de la gente tenga seguro, o negarse a aprobar los cambios estatales en sus programas Medicaid para las personas con rentas bajas.

    ¿Puede reemplazar Trump a Janet Yellen?

    En mayo, Trump aseguró que "lo más probable" es que sustituyese a la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen si era elegido, declarando en la CNBC que Yellen "no es republicana" y que sería "adecuado" poner a alguien nuevo en el puesto cuando venza su mandato de cuatro años en febrero de 2018.

    Como presidente, Trump tendrá poder para nombrar a todos los miembros del Consejo de Gobernadores del Banco Central para mandatos de 14 años. También designa al presidente y vicepresidente de la Fed para cuatro años.

    Sin embargo, los gobernadores de la Fed no pueden ser destituidos de su cargo antes de que venza su mandato sin una "causa", que no incluye sus opiniones políticas.

    ¿Eliminará Trump Dodd-Frank?

    Trump ha enviado señales contradictorias con respecto a sus planes para la regulación financiera, pero ha dicho que quiere "desmantelar casi por completo" Dodd-Frank, la compleja reforma de Wall Street de 2010 dirigida a prevenir que se repita la crisis financiera.

    Muchos republicanos del Congreso aborrecen la ley de reforma, que creó la Oficina de Protección Financiera del Consumidor y comprende 2.000 páginas de nuevas regulaciones, entre ellas requisitos de capital más severos para los bancos y la denominada "norma Volcker", que restringe la capacidad de los bancos de apostar su propio dinero.

    Importantes republicanos del Congreso, como el portavoz de la Cámara Paul Ryan, han presentado planes de reforma de Dodd-Frank. Pero como ocurre con Obamacare, la dificultad residirá en ponerse de acuerdo sobre los detalles. Los demócratas no poseen votos suficientes para detener una nueva ley solos, pero pueden sacar provecho político de las cláusulas que sean demasiado benignas con Wall Street.

    Sin embargo, Trump puede modificar algunas regulaciones financieras más deprisa mediante el procedimiento regulatorio. Podrá nombrar nuevos presidentes de cada uno de los principales reguladores financieros, que podrían reescribir o revocar a continuación las detalladas normas que explican cómo se aplican en la práctica los principios establecidos en Dodd-Frank.

    Por ejemplo, un nuevo presidente de la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas (CFPB) podría reescribir las normas que rigen la negociación y liquidación de derivados de crédito y de tipos de interés, y adoptar un enfoque más relajado.

    Los analistas también señalan que Trump podría tratar de desarmar la CFPB sin eliminarla nombrando un nuevo director que se lleve mejor con la industria que el actual, Richard Cordray. No obstante, existe una disputa legal sobre el poder del presidente para destituir a un director de la CFPB.

    La industria de los brókeres espera que Trump se apresure a eliminar también otra regulación aprobada recientemente por el Departamento de Trabajo de EEUU que exige a los asesores financieros actuar en interés de sus clientes. Uno de los principales asesores de Trump en Wall Street, Anthony Scaramicci, ha asegurado que el presidente electo revocará la norma, algo que puede hacer sin la aprobación del Congreso.

    ¿Hará más conservador el Tribunal Supremo?

    El más alto Tribunal de EEUU está formado por nueve jueces, nombrados por el presidente y confirmados por el Senado. El cargo lo ocupan hasta su muerte, dimisión o jubilación.

    El Tribunal lo componen en la actualidad cuatro miembros nombrados por los demócratas y cuatro por los republicanos. Hay una vacante abierta por la muerte a principios de este año del conservador Antonin Scalia.

    Obama propuso al juez centrista del tribunal de apelaciones Merrick Garland en marzo, pero los republicanos del Senado se negaron a votar sobre este nombramiento.

    Trump ya ha publicado una lista de 21 personas que consideraría para cubrir la vacante del Juez Scalia, pero un nombramiento con inclinación de derechas no alteraría el equilibrio de opiniones en el Tribunal Supremo.

    También hay tres jueces con edades avanzadas: la liberal Ruth Bader Ginsburg de 83 años, el liberal Stephen Breyer de 78 y Anthony Kennedy, que es republicano pero cuyo voto ha variado en asuntos cruciales, de 80. Si alguno de ellos deja vacante su puesto, Trump estaría en posición de decantar el Tribunal hacia la derecha en temas como el aborto y los derechos de los homosexuales.

    Todos los nombramientos del Tribunal Supremo requieren la aprobación de una mayoría simple del Senado, pero si un partido utiliza tácticas dilatorias, o intenta detener un nombramiento con un debate ampliado, hace falta una denominada "supermayoría" de 60 senadores para poner fin al debate y forzar una votación. Tras las elecciones del martes, el Senado tendrá 51 republicanos, 46 demócratas y dos independientes que por lo general votan con los demócratas. El escaño abierto por Louisiana aguarda una última vuelta en diciembre.

    ¿Dará marcha atrás Trump en materia de protección medioambiental?

    Trump, que ha calificado el cambio climático de engaño inventado por China para restar competitividad a los fabricantes estadounidenses, ha prometido "cancelar" el acuerdo climático de París, que fue adoptado en 2015 y recibió la aprobación de 55 países el mes pasado.

    Ningún país puede abolir el acuerdo de París. Pero Trump podría declinar participar en el acuerdo y negarse a trabajar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en EEUU, algo que es poco probable que dé pie a una sanción.

    Trump también ha prometido abrir más suelo federal para las perforaciones en busca de gas y petróleo, y para la minería del carbón, y limitar el papel de la Agencia de Protección Medioambiental. Ha hablado de eliminar una serie de regulaciones medioambientales, como el Plan de Energía Limpia de 5.000 millones de dólares de Obama, que pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

    No obstante, los cambios en el Plan de Energía Limpia u otras leyes medioambientales probablemente afrontarían una batalla legal con los grupos ecologistas.

  • Please enable JavaScript to view the comments powered by Disqus. comments powered by Disqus

Articulo Original

Dejar una respuesta