¿Qué sabemos de la nueva Ley de Formación Ciudadana?

0
89

Lea otras columnas en Granvalparaiso

Por Carlos Guajardo
Docente Facultad de Educación. Universidad Central

En abril del año pasado fue publicada la Ley 20.911 que crea el Plan de Formación Ciudadana para aquellos establecimientos educacionales reconocidos por el estado de Chile. Ahora bien, ¿cuál es el propósito de este nuevo plan que deberá insertarse en los colegios del país? En primer lugar debemos comprender que la ley desea integrar de manera transversal, desde el nivel inicial hasta la educación media, conceptos asociados a la formación de individuos democráticos; respetuosos por los derechos humanos y capaces de desarrollar un espíritu consciente, crítico y creativo frente a la diversidad cultural ocurrente en la ciudadanía a la cual pertenecemos.

Frente a ello, es que los sostenedores de las distintas comunidades educativas tendrán la libertad de fijar su propio plan de Formación Ciudadana, amparándose en los objetivos dispuestos en la ley misma, donde se espera que el diseño de este proyecto sea a partir de un aporte mancomunado de la comunidad escolar en su conjunto, es decir: directivos, docentes, estudiantes, apoderados y administrativos. Pero más aún, y tratándose de programas de formación ciudadana, ¿no será interesante hacer partícipes a aquellas instituciones que representan al contexto local como lo son: carabineros, hospitales, almaceneros, bomberos, juntas de vecinos y todos quienes participan de la ciudadanía local? Me parece que es lo que debiese ocurrir, de lo contrario, seguiremos instalando programas desvinculados de los objetivos que se desean alcanzar a la hora de hablar de formación ciudadana en su integralidad.

No cabe duda que la puesta en marcha de esta nueva ley permitirá que los estudiantes -quienes cumplen un rol de ciudadanos- posean un conocimiento comprensivo y analítico en cuestiones como: el Estado de Derecho; el respeto por la institucionalidad local, regional y nacional; la valoración por la diversidad y la tolerancia; la participación en contextos de interés público; el fomento de una cultura transparente y democrática. Son estos los aspectos que hoy deben comenzar a visibilizarse en los centros educativos del país, los cuales no solo respondan a meras actividades mensuales o semanales que se enmarquen en una suerte de formación cívica temporal, sino más bien, deben representarse desde una mirada transversal en todas las asignaturas del currículo nacional: lenguaje, matemática, historia y geografía, artes, tecnología, educación física, etc; solo así se llegará a sostener una mirada de la ciudadanía desde la óptica de la participación activa y responsable.

Este es otro de los desafíos que se ha impuesto este gobierno y el cual nos hace repensar en el protagonismo que los ciudadanos poseemos frente a la cultura nacional y local a la cual pertenecemos. De nada servirá ser meros espectadores de lo que ocurre en nuestro entorno; la esencia estará en desarrollar aportes, a través de una mirada crítica, reflexiva y participativa, donde los chilenos desde los inicios de la formación escolar, nos veamos representados por aquello que nos pertenece.

Por ahora, nos queda esperar que los Planes de Formación Ciudadana que se instalen en los establecimientos educacionales del país no se alejen de los propósitos a los que apunta la ley, insistiendo que la participación activa de la comunidad escolar y local, es medular para la concreción de aquellas acciones en materia de educación en ciudadanía.

The post ¿Qué sabemos de la nueva Ley de Formación Ciudadana? appeared first on GRANVALPARAISO.

Articulo Original

Dejar una respuesta